Juicio


Los católicos creen que Dios juzgará al mundo conforme a las doctrinas de su iglesia. Si Dios va a juzgar al mundo por la iglesia católica, entonces ¿qué será de los bautistas? ¿Están perdidos ellos? ¿Y qué de los hindúes y los musulmanes? ¿En quién confiará Ud. para su salvación eterna? ¿En su iglesia?


Salmos 96:13

Delante de Jehová que vino; Porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad.

Hay miles de denominaciones hoy en el mundo. Cada religión condena a la otra, sin embargo, todas prometen salvación por medio de su denominación. ¿Cómo sabremos cuál escoger?

Si escogemos la iglesia católica, entonces aceptamos la intercesión de santos, que no es más que rezarle a ídolos. La Biblia dice: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,” (1 Ti. 2:5). El sacerdote es llamado “Padre” lo cual fue prohibido por Jesús en Mt. 23:9 “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos”.  Las Asambleas de Dios nos dicen que hablar en lenguas es la evidencia inicial del Espíritu Santo, cuando Pablo dijo: “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe”. (1 Co. 13:1)

Casi todas las denominaciones nos dirán rápidamente que muchas cosas de la Biblia se han malinterpretado, que se han perdido en la traducción, o que no son válidas en el mundo de hoy. Entonces, ¿debemos creer la Biblia o las doctrinas denominacionales? ¿Cuál será la norma que Dios usará para juzgar?

Si yo les preguntara aquí a los católicos en esta noche: “¿Por cuál medio piensan Uds. que Dios juzgará al mundo?”. El católico diría: “Por la iglesia católica”. Muy bien, ahora ¿cuál iglesia católica? Pues ellos tienen la romana, la griega ortodoxa y muchas más. ¿Por cuál iglesia católica sería? La luterana diría: “Por nosotros”, entonces Uds. los bautistas quedan fuera. Y entonces si nosotros dijéramos: “Por los bautistas”, entonces Uds. los pentecostales quedan fuera. Así que, sería tanta la confusión que nadie sabría qué hacer; pero Él nunca prometió juzgar al mundo por la iglesia.

Él prometió juzgar al mundo por Cristo, y Cristo es la Palabra. Y la Biblia es lo que juzgará al mundo, la cual es Jesucristo el mismo ayer, hoy, y por los siglos.

Referencias

San Juan 1:1

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

San Juan 1:14

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

San Juan 5:22

Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

San Juan 12:48

El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.

Efesios 1:5-7

en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,

Efesios 2:5-8

aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

 

1 Juan 1:7

pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Apocalipsis 22:18-19

Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.

Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

Font: El Mensaje

Publicado en Estudios | Destacados, Evangelismo.

Deixe seu comentário

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...